Palabras…

No deja de sorprenderme la fuerza que tiene la palabra: escribe la ley, recita un poema, diagnostica un cáncer, alegra el rostro anónimo o golpea la paciencia de un buen amigo.

Anuncios